NAVARRO CÁDIZ SE NEGÓ A DECLARAR TRAS SER EXTRADITADO DE URUGUAY

0
82

Juan José “Cebolla” Navarro Cádiz, el hombre sindicado como el autor de los disparos que terminaron con la vida del diputado nacional Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón, se negó hoy a declarar tras haber sido extraditado de Uruguay, a donde se había fugado después del ataque.
   El presunto tirador arribó al país en la noche del pasado viernes luego de haber estado una semana detenido en Uruguay, en donde había sido capturado por Interpol.

   Al ser trasladado a los Tribunales, Navarro Cádiz compareció en horas de la madrugada ante el juez de instrucción Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrades, pero se negó a prestar declaración indagatoria.
   El detenido había reconocido ante el fiscal uruguayo Juan Gómez que había participado del ataque, pero que no había sido el autor de los disparos.
   “A nosotros desde el punto de vista de nuestro trabajo no nos importa su participación en el hecho, pero él admite su participación. Dijo que estaba en el auto, pero no dijo que haya disparado”, había manifestado Gómez, a la vez que había aclarado que esa declaración no tenía validez legal ante la Justicia argentina.
   Navarro Cádiz fue uno de los atacantes de Olivares y Yadrón el pasado 9 de mayo en la Plaza del Congreso: luego se fugó a Uruguay, en donde fue detenido al otro día en el Hotel Ibis de Montevideo y ante la advertencia de las autoridades argentinas a la Policía de Uruguay.
   Durante un allanamiento realizado en su departamento de Montevideo 76, la División Homicidios de la Policía Federal había hallado el arma calibre .40 que se usó para disparar contra el diputado nacional de la UCR y su asesor.
   Tras la realización de los trámites administrativos de rigor, “Cebolla” fue extraditado y regresó a la Argentina en la noche del pasado viernes.
   Horas antes de que Navarro Díaz aterrizara en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, su suegro, Castro “Brasilero” Iglezias Montoya, de 59 años, había sido detenido en un departamento ubicado en Rodríguez Peña 34, en el barrio de San Nicolás, por orden del juez Iturralde.
   Hasta el momento son siete los imputados en la causa por ser presuntos partícipes del doble homicidio agravado por alevosía a raíz de la desprotección de las víctimas: también se encuentran involucrados en el expediente Juan Jesús “Gitano” Fernández, el dueño del vehículo desde el que se disparó; su hija Estefanía; Miguel Fernández; Rafael Cano Carmona; y Luis Carmona.